El Grand Tour

A partir del siglo XVII, los jóvenes de las más importantes familias británicas comenzaron a completar su educación con un viaje de formación y placer que les llevaría a recorrer buena parte de Europa.

Conocido como Grand Tour, fue práctica habitual hasta comienzos del siglo XIX, momento en el que la Revolución Industrial provocó la pérdida de cierta exclusividad. Gracias a este viaje, jóvenes aristócratas y sus acompañantes y artistas de todo tipo tuvieron a su alcance las principales colecciones de arte y los más importantes descubrimientos arqueológicos de cada época: las colecciones vaticanas, las capitolinas, Pompeya, Atenas...

El itinerario más habitual incluía París, centro de la moda del momento, el norte de Italia, Florencia, Roma, Nápoles, Suiza y Alemania y a partir de comienzos del siglo XIX, la recién redescubierta Grecia, con su protagonista indiscutible: el Partenón.

FacebookTwitterRedditPinterest